¿Qué es la EPI?

La Electrólisis Percutánea (EPI) es una técnica de fisioterapia que consiste en la aplicación de una corriente galvánica a través de una aguja de acupuntura, que produce un proceso inflamatorio de carácter local permitiendo un nuevo proceso de proliferación del tejido colágeno y la reparación del tejido afectado, técnica muy efectiva respecto a los tratamientos convencionales de fisioterapia.

Se aplica de forma directa sobre el tejido alterado y/o degenerado con la ayuda del Ecógrafo. 

Indicada en:

• Tendinopatías crónicas (tendinitis-tendinosis rotuliana, aquilea, isquiotibiales, pubalgias, epicondilitis, supraespinoso-manguito rotador).

• Fascitis plantares, periostitis...

• Roturas musculares o contracturas crónicas.

• Esguinces de rodilla, tobillo...

• Túnel carpiano.

¿Qué es la Neuromodulación?

La técnica es indolora, rápida y no tiene efectos secundarios. Consiste en la aplicación de una corriente eléctrica de baja frecuencia e intensidad tolerable a través de una aguja y con la ayuda del ecógrafo siguiendo los trayectos de los nervios. En un elevado porcentaje de los casos los pacientes experimentan una mejoría notoria de manera inmediata.   

**EPI y Neuromodulación**