La ecografía musculoesquelética es una herramienta muy útil en la valoración de partes blandas (tendón, músculo, bursa, ligamento, grasa, nervios periféricos, vasos sanguíneos...) y cortical ósea con la ventaja de que es más barato y rápido que otras pruebas de imagen tales como la resonancia magnética y que pueden valorarse los tejidos a tiempo real y realizar inspecciones dinámicas.

El fisioterapeuta la utiliza dentro del examen del paciente permitiéndole, en tiempo real y de forma comparativa, evaluar de forma objetiva el tejido lesionado y con ello realizar un tratamiento de forma precisa, efectiva y segura. También le permite valorar la evolución de dicha lesión, logrando así una mejor relación en el coste-efectividad de las intervenciones.

Además, es una herramienta guía en intervenciones mínimamente invasivas como son la Electrolisis Percutánea (EPI) para el tratamiento de la tendinopatías, la punción seca en el síndrome de dolor miofascial, asi como el tratamiento a nivel neurológico con la neuromodulación.

**Ecografía**